En la actualidad en las cárceles españolas hay más de 65.000 personas privadas de libertad. En la provincia de Castellón son casi 1.800 los que están viviendo en las dos cárceles que existen. La gran mayoría son personas pobres, que han nacido en familias desestructuradas socialmente, en barrios “marginales”, en entornos económicamente deprimidos, en submundos de droga y exclusión.

 

Nos importa que la sociedad en su conjunto y en especialmente la comunidad eclesial sepa no sólo de la existencia de las prisiones y por tanto de los presos, sino también de toda la problemática social que implica y sobre todo de la necesidad de construir entre todos una sociedad dónde cada vez haya menos personas privadas de libertad gracias a que cada vez haya más conciencia, educación, oportunidad y paz para todos.

 

Para ello la pastoral penitenciaria trabaja en tres ámbitos:

1-         El antes …….LA PREVENCIÓN

2-         El ahora…….LA PRISIÓN

3-         El después….LA REINSERCIÓN

¡¡ PUEDES AYUDARLES !!

ENLACES DE INTERÉS