Una de las actividades que se vienen haciendo desde hace muchos años en la prisión de Castellón I es una pequeña fiesta en los módulos de mujeres donde internas y voluntarios comparten una mañana muy diferente que rompe con la monotonía de prisión. 

La jornada comienza con una eucaristía de acción de gracias, muy participativa y emotiva. Seguidamente se realiza con las internas alguga actividad lúdica y acabamos comiendo una riquisima paella valenciana que voluntarias de la pastoral cocinan allí dentro para ese día. 

Las internas valoran muy positivamente esta actividad puesto que según ellas: poder compartir música, comida, charlas y risas con gente de la calle en un entorno tan hostil es "abrir un porquito la ventana de la libertad". 

Y por nuestra parte agradecemos:

-a las internas la tremenda acogida que siempre nos dan

-y a la dirección del centro penitenciario les agradecemos la aprovación de estas actividades, para ellos supone cierto "trastorno" de organización y la apuesta y el apoyo que nos brindan significa mucho para este colectivo social con el que ambos trabajamos. 

¡¡ PUEDES AYUDARLES !!

ENLACES DE INTERÉS