• No importa mucho cuantos somos, porque lo importante es lo que hacemos, en nombre de Quién y a quién intentamos hacerle bien.

 

  • No importa mucho la velocidad que llevemos, porque lo importante es que caminemos y avancemos.

 

  • No importa mucho si somos personas diplomadas o no, porque lo importante es que queremos formarnos y crecer para poder estar al lado del projimo con la máxima calidad posible.

 

Seguro que si ahondas un poco en la labor de nuestra Iglesia en prisiones, pastoral penitenciaria, te surgirán motivos para darle gracias a Dios y para orar por los presos. Para eso, te bastará con leer y ver nuestras cosas en esta web. 

¡¡ PUEDES AYUDARLES !!

ENLACES DE INTERÉS